Residències gent gran. Serveis sanitaris i d'atenció a la dependència

Residencias

Cuidamos desde la singularidad de cada persona


Las residencias asistidas del Grup Mutuam son una buena opción residencial para las personas dependientes que necesitan una atención continuada. En total, disponemos de 11 equipamientos entre los propios y los que gestionamos de la Generalitat de Catalunya, todos ellos caracterizados por un trato acogedor basado en el modelo de atención centrada en la persona y un servicio asistencial profesional en el marco de unas instalaciones confortables. Es posible realizar estancias indefinidas o para un período determinado.

Encuentra tu residencia

BARCELONA CIUDAD

PROVINCIA DE BARCELONA

TARRAGONA

Nuestro modelo asistencial

 

Cuidar personas mayores significa dar respuesta a muchas necesidades. Además de ofrecer cuidados personales y sanitarios, tenemos que saber qué es lo realmente importante para cada persona cuando viene a vivir con nosotros, cómo ha sido su vida, qué ha valorado y qué podría echar de menos en dejar su hogar .

En Grup Mutuam, tener esto presente nos permite cuidar desde la profesionalidad, pero también desde el respeto a la dignidad y los hábitos, costumbres y valores de cada uno, facilitando que la persona siga tomando decisiones sobre su vida.

En este sentido, uno de nuestros objetivos es eliminar las sujeciones para que la persona mejore su movilidad y recupere las funcionalidades perdidas. Por ello, estamos comprometidos con la “Norma Libera-Care” impulsada por la Fundación Cuidados Dignos.

Preguntas frecuentes

En primer lugar, hay que tener en cuenta que es un requisito imprescindible la voluntariedad por parte de la persona a ingresar. Si se cumple esto, debemos buscar la residencia que responda mejor a lo que ella necesita. En este sentido, es recomendable asesorarse con algún profesional del ámbito, que nos oriente sobre los recursos de que disponemos. Una vez elegido el centro, y siempre que disponga de alguna plaza libre, tendremos que llevar un informe médico. En todos los casos, vale la pena tener en cuenta la tramitación de valoración del grado de dependencia.

Dependerá de si la plaza es privada o pública. En Barcelona ciudad, el coste medio de una plaza residencial privada en habitación compartida oscila entre los 1.700 y los 2.500 euros mensuales. Este decalaje varía en función del tipo de centro, los servicios que ofrece y del nivel de dependencia de la persona que debe ingresar.

Sí. Sin embargo, una vez ingresado, el centro se responsabilizará de gestionar la medicación con el CAP que le corresponda por zona.

Sí, siempre que avise a los responsables.

Como documentación, la mayoría de centros residenciales piden el original de la tarjeta sanitaria, una copia del DNI y una copia de la primera hoja de la libreta bancaria.

En cuanto a la ropa, que debe poder lavar en la lavadora, se recomienda llevar unas 7 mudas, 4 o 5 camisas o blusas por temporada, 3 o 4 faldas o pantalones por temporada, zapatos cómodos, sin cordones y con suela antideslizante, 3 pijamas y un par de zapatillas.

Normalmente también es necesario llevar champú, gel, crema hidratante, colonia, peine, cepillo y pasta de dientes.

Todo debe estar bien identificado, con nombre y apellidos.

Es recomendable no tener objetos de valor. Joyas y relojes de bisutería son la mejor opción.