Residències gent gran. Serveis sanitaris i d'atenció a la dependència

Cómo te podemos ayudar? 
×

Cómo te podemos ayudar?

Hospitales sociosanitarios

La atención 10 a la cronicidad

Los hospitales sociosanitarios forman parte de la red sanitaria pública. Se atienden a enfermos crónicos complejos o convalecientes que necesitan atenciones especializadas y personalizadas. Su estructura, el personal que trabaja y los
servicios que se ofrecen están orientados a garantizar la atención integral del paciente, desde una perspectiva médica, psicológica y social. Grup Mutuam dispone de dos centros contratados con el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya: el Hospital Sociosanitario Mutuam Güell en Barcelona, ​​y el Hospital Sociosanitario Mutuam Girona. Ambos se caracterizan por la calidad en la atención a las personas y la disponibilidad de equipos profesionales multidisciplinares y de unidades asistenciales especializadas.

Preguntas frecuentes

Como son centros concertados con el CatSalut, los criterios de acceso son los que marcan los circuitos establecidos y la persona debe ser derivada desde el Hospital público, desde el Centre d’Atenció Primària (CAP) o por los PADES.

Si se quiere ingresar por vía privada, es necesario enviar informe médico del paciente en el centro y esperar disponibilidad de plaza.


Existen diferentes modalidades de plazas sociosanitarias según el perfil y necesidades del paciente. La Convalecencia, la Media Estancia Polivalente, los Subagudos y los Paliativos están subvencionadas en un 100% por el Servei Català de la Salut. Hay otras plazas, como la Larga Estancia, que después de un periodo de carencia tienen un copago que se calcula según baremos estipulados. La trabajadora social del centro explica en el ingreso la modalidad de la plaza y las condiciones económicas

En la estancia sociosanitaria hay que pagar sólo los servicios de podología y peluquería. También hay que hacer un pago por el uso del televisor de la habitación. El resto de servicios son gratuitos.


La duración del ingreso está relacionada con la modalidad de plaza ocupada. Un centro sociosanitario no es una residencia para sustituir el propio hogar, las personas que ingresan lo hacen por unos motivos sanitarios y sociales determinados. Cada modalidad tiene un tiempo de estancia promedio estipulado por el CatSalut. Una vez los objetivos terapéuticos y sociales asistenciales se han alcanzado, se da el alta al paciente. Cuando llega ese momento, el trabajador social puede ofrecer información sobre otros recursos.

La recomendación es que las visitas se hagan de 10h a 20h y que se respeten los horarios de los tratamientos que deban seguir los pacientes. Es importante que las visitas sigan los horarios y las pautas recomendados por el personal sanitario. Los familiares pueden dar las comidas a los pacientes si estos lo necesitan, pero se recomienda siempre hablarlo con el equipo asistencial de la planta.


Los centros no están pensados ​​para que los familiares se queden a dormir. Las habitaciones, individuales o dobles, están equipadas pensando en el confort del paciente. En las ocasiones en que sea necesario hacer una vela y el equipo asistencial dé el visto bueno, la persona que se quede podrá hacer uso de las butacas que hay.

Los centros no disponen de una cafetería específica para los familiares, pero sí hay máquinas expendedoras. Según el centro, pueden haber otras posibilidades de las que les informarán al ingreso.

De casa, basta con llevar los artículos de higiene personal y ropa para vestir y dormir.

No se acepta medicación de los familiares. El equipo profesional se encarga de gestionar toda la medicación, tanto de beneficiarios públicos como privados. A partir de la medicación pautada por los facultativos, el servicio de farmacia se encarga de la dispensación de la medicación (unidosis) y el equipo de enfermería de la preparación y administración.

No es recomendable llevar objetos de valor, dinero ni tarjetas de crédito, ya que el centro no se hará responsable.

Tampoco es aconsejable llevar comida de fuera. La dieta que sigue el paciente durante la estancia en el centro forma parte del tratamiento y es revisada por los médicos y el equipo de enfermería con el fin de adaptarla a sus necesidades.

El ingreso sociosanitario pretende estimular las actividades de la vida diaria. Por ello, es necesario que, en la medida de lo posible, los pacientes se hagan la higiene corporal y se vistan cada día. Se recomienda que la persona que ingrese lleve la ropa que esté acostumbrada a llevar, y que no sean piezas muy delicadas, caras o incómodas. La mayoría de plazas sociosanitarias tienen una finalidad rehabilitadora, por tanto, es necesario que el paciente esté cómodo.

No, el centro no está preparado para lavar la ropa del paciente. Es necesario que los familiares se lo lleven, la laven y la devuelvan. El centro no se hace responsable de las pérdidas de ropa.

Los profesionales que trabajan en el sociosanitario son un equipo interdisciplinario. En planta, hay auxiliares de clínica, enfermeras y médicos. También hay un equipo rehabilitador formado por fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopeda y médico rehabilitador. Hay psicólogas, neuro-psicólogas y trabajadoras sociales. Los centros disponen de farmacia, donde trabajan farmacéuticas y auxiliares de farmacia. El equipo de apoyo lo forman el equipo administrativo y dirección, mantenimiento, jardinería, cocina y los celadores.

En el momento del ingreso las administrativas programarán una primera visita con la trabajadora social y se informará sobre el horario de información del médico responsable del paciente. Se hacen reuniones de seguimiento con el paciente y la familia, en la que se habla de la evolución y se planifica el alta según los objetivos terapéuticos alcanzados.

Las estancias sociosanitarias son cumplidas. Es decir, están pensadas para la recuperación física y psíquica, para que el paciente pueda ganar el máximo de capacidad de volver a la vida que llevaba antes. Las salidas sólo pueden ser autorizadas por el equipo médico. Así que hay que previamente se explique el motivo al médico que lleva al paciente, así como firmar una hoja de autorización (administración del Hospital) y en su caso, recoger la medicación con la enfermera de la planta.


Durante la estancia sociosanitaria, las visitas programadas a los diferentes especialistas hospitalarios se comunicarán a la enfermera y / o al médico de planta. El sociosanitario encarga de pedir la ambulancia para ir a hacer la visita y para volver al centro y de coordinar el circuito para que el paciente esté cómodo.

Hay un servicio religioso para personas católicas, pero en caso de que el paciente sea de otra religión los profesionales le ayudarán a dar respuesta a sus necesidades.

Si el paciente ingresado en el sociosanitario empeora en su estado de salud y el equipo asistencial lo considera necesario, se le deriva al hospital más cercano. Se avisa siempre a la familia y / o la persona de referencia.