"Invito a todos a hacer voluntariados, aunque no sea con personas mayores, porque somos seres sociales y vivimos en comunidad"

Àstrid Garcia, voluntària al Centre Assistencial Mutuam La Creueta

Àstrid Garcia tiene 34 años y ya hace 10 que empezó a hacer voluntariados con personas mayores en el Centro Asistencial Mutuam La Creueta , ubicado en Sabadell. A lo largo de este tiempo, ha acompañado a tres usuarias a realizar salidas por la ciudad y ha compartido tiempo de calidad con ellas. En su vida profesional, está alejada de la atención a las personas y reconoce que la inquietud por el voluntariado está motivada por razones personales.

¿Cuándo empezaste a hacer voluntariados con personas mayores y por qué?

Empecé hace unos diez años y en la decisión de meterme tuvo mucho que ver la pérdida de los abuelos con los que crecí. Con mi abuela, especialmente, tenía mucha conexión, era una referencia para mí. Me gustaba estar con ella y con sus amigas y, de algún modo, quería recuperar ese contacto con la gente mayor.

¿Cómo llegaste al Centro Asistencial Mutuam La Creueta?

En el Ayuntamiento de Sabadell vi que había unos llamamientos al voluntariado y me apunté. Hice una entrevista con la educadora social del centro y entonces empecé un voluntariado que consiste en acompañar a una persona residente a pasear.

¿Cómo fue esa primera experiencia?

Me asignaron una señora que tenía muchas ganas de salir pero que lo tenía complicado por hacerlo porque iba en silla de ruedas y no era autónoma. Además, tenía pocos familiares y eran mayores, así que no podían ayudarle. Estuve acompañándola en sus salidas durante un par de años. Cuando ella murió, dejé el voluntariado durante un tiempo, pero seguía en contacto con la educadora social de Mutuam La Creueta y disponible por si alguien necesitaba acompañamiento.

¿Y qué ocurrió?

Me llamó y retomé el voluntariado con otra señora que estaba en la misma situación. Cognitivamente estaba muy bien, pero físicamente estaba impedida. La acompañé durante unos tres años. Con la llegada de Covid, estuvimos bastante tiempo en que el acceso a las residencias estaba muy restringido y no pude seguir con el voluntariado. Ahora que la situación se ha normalizado, he vuelto a hacerlo. Esta vez, con Àngels, una señora que es bastante joven y físicamente es autónoma pero que, en cambio, está perdiendo progresivamente la memoria. Esto ha cambiado un poco mi rol. Antes mi tarea consistía más en asistir, en ser un poco las piernas de la persona a la que acompañaba. Ahora se trata más bien de ayudar a mantener activo al jefe de esta residente.

Àstrid Garcia, voluntaria en el Centro Asistencial Mutuam La Creueta ¿Qué te aporta este acompañamiento a personas mayores?

Me gusta mucho la experiencia. En el día a día, si no tienes cerca a personas de esta edad, no te relacionas con ellas. En mi caso no la tenía y la quería. Para mí, pues, la experiencia del voluntariado es enriquecedora para ambos lados.

¿Qué crees que le aporta a Àngels este voluntariado?

Aparte de poder salir del centro, también el hecho de poder estar con gente joven. Aunque ella sí tiene bastante familia, la situación es diferente. Cuando salimos, ya no es una más en un grupo, sino que estamos sólo las dos y vamos donde ella quiere y hablamos de las cosas que le apetecen.

¿Dónde va o qué cosas hace cuando está junta?

Normalmente vamos a pasear por el centro de Sabadell. Durante las fiestas de Navidad, fuimos a ver el pesebre, la Feria de Santa Lucía, el calendario de adviento… Cuando son rebajas, pues vamos a ver tiendas o, si no, tomamos algo y hablamos de nuestra vida . También tenemos previsto tomar un día el tren e ir a la zona de la ciudad de donde es ella. El objetivo, sobre todo, es salir y tomar aire.

¿Ella había tenido acompañamiento de alguna otra persona voluntaria?

No, es la primera vez. De hecho, así como las demás personas a las que había acompañado nunca habían cuestionado mi tarea, a ella le costó entender que alguien de forma voluntaria quisiera venir a pasear con ella. ¡Pensaba que había gato escondido!

¿Cómo te ganas la confianza de estas personas?

De modo natural, siento yo misma. Cómo lo son ellas conmigo. Se trata de escucharlas y adaptarse a su ritmo y preferencias. Las cosas fluyen de forma natural.

¿Cuándo se encuentra?

Una vez por semana, un par de horas o tres. En mi caso, para hacerlo compatible con el trabajo y horarios de la residencia, voy los viernes.

¿Qué debe tener una persona que se plantee hacer voluntariados con personas mayores?

Sobre todo, debe gustarle la gente mayor. A veces, me encuentro con personas de mi edad que no tienen mucha empatía hacia ellas ni las comprenden. Están muy extendidos tópicos sobre las personas mayores como que se cuelan en los lugares o que se quejan por todo y eso no es cierto. Así pues, es importante que la persona voluntaria tenga capacidad de escucha y empatía. El resto sale solo.

Àstrid Garcia, voluntaria en el Centro Asistencial Mutuam La Creueta ¿Crees que te ha cambiado de alguna forma esta experiencia?

Sí, aunque yo ya era muy consciente de la situación de la gente mayor en la sociedad actual, ahora todavía soy más. He aprendido cómo es vivir en una residencia -los míos hoy no estuvieron- y el valor que tienen estas salidas al exterior y el poder estar en contacto con otras personas.

¿A quién recomendarías a los voluntariados con personas mayores?

En mi caso, el trabajo que hago no tiene nada que ver con el ámbito social y, por tanto, mi motivación es puramente personal. Ahora bien, la gente que está realizando estudios en el ámbito de la atención a las personas o la intervención social -educadores sociales, trabajadores sociales, psicólogos, etc.- estaría muy bien que hicieran un voluntariado de este tipo. De hecho, yo invito a todos a hacerlo, aunque no sea con personas mayores, porque somos seres sociales y vivimos en comunidad. La pequeña aportación que cada uno puede realizar es importante. ¿Te gustaría hacer un voluntariado con personas mayores ? Puede dirigirse a cualquiera de los centros del Grupo Mutuam o bien ponerse en contacto con nosotros mediante un correo electrónico a informacio@mutuam.com o llamando al 93 380 09 50.

Se inicia el 34º curso de formación continuada en gerontología clínica y cuidados paliativos 2023

Curs Formació gerontologia

El sábado 14 de enero a las 9:15h, y con 170 profesionales inscritos, se inauguró la primera sesión del 34º Curso de Gerontología y Cuidados Paliativos que organiza la Fundación MUTUAM Conviure. Organizado íntegramente, en formato ZOOM Webinar.  Marta Chandre, directora del área sanitaria de Grup Mutuam y patrona de la Fundación Mutuam Conviure, junto con Jaume Padrós, médico consultor de la Unidad de Valoración Geriátrica Integral de Mutuam, inauguró la primera sesión del curso explicando la importancia de la formación y constante evolución de los conocimientos en el ámbito de la gerontología clínica y cuidados paliativos.

El Dr. Antoni Salvà, director de la Fundación Salut y Envejecimiento de la UAB, fue el primer ponente que inició este curso con una ponencia sobre “La fragilidad: del concepto a la práctica”. Salvà, un referente incuestionable y de rigor en Cataluña vinculado siempre al mundo de la investigación y bajo el ámbito y concepto de la fragilidad entre otros, ha ayudado siempre a difundir toda la amplitud de este concepto. Acabada su intervención se prosiguió con un interesantísimo turno de preguntas per parte de los asistentes.

Seguidamente, tuvo lugar una segunda ponencia de igual interés, de la mano de la Dra. Lourdes Mateu, internista y Jefa de la Unidad Covid del Hospital Universitari Germans Trias y Pujol de Badalona, que hizo un up-date de lo que se sabe ahora, tres años después de la covid persistente, una nueva enfermedad, sobrevenida con la llegada de la pandemia.

Esta sesión inicial fue seguida por 111 profesionales on-line, la mayoría de ellos procedentes de la medicina, enfermería, psicología, farmacia, trabajo social y fisioterapia del ámbito asistencial y sociosanitario, que en el turno de consultas estuvieron muy activos.

Este curso cuenta con 6 sesiones acreditadas, todas ellas mensuales, de enero a junio. Si quieres más información haz clic aquí o recupera la grabación de esta primera sesión en nuestro canal de YouTube.